martes, 22 de enero de 2013

Felicidad en estado puro, bruto, natural, volcánico. Qué gozada, era lo mejor del mundo... 
Mejor que la droga, mejor que la heroína, mejor que la coca, chutes, porros, hachís, rayas, petas, hierba, marihuana, cannabis, canutos, anfetas, tripis, ácidos, LSD, éxtasis.
Mejor que el sexo, que una felación, que un 69, que una orgía, la masturbación, el sexo tántrico, el kamasutra, las bolas chinas.
Mejor que la nocilla y los batidos de plátano. Mejor que la trilogía de George Lucas, que la serie completa de los Teleñecos, que el fin del Mileno.
Mejor que los andares de Ally McBeal, Marilyn, la Pitufina, Lara Croft, Naomi Campbell y el lunar de Cindy Crawford.
Mejor que la cara B de Abbey Road, los solos de Hendrix.
Mejor que el pequeño paso de Neil Armstrong sobre la luna, el Space Mountain, Papá Noel, la fortuna de Bill Gates, los trances del Dalai Lama, las experiencias cercanas a la muerte, la resurrección de Lázaro, todos los chutes de testosterona de Schwarzenegger, el colágeno de los labios de Pamela Anderson, mejor que Woodstock y sus fiestas más orgásmicas.
Mejor que los excesos del Marqués de Sade, Arthur Rimbaud, Morrison y Castaneda.
Mejor que la libertad.
Mejor que la vida.

domingo, 13 de enero de 2013




Lo que yo quiero es no saber si es lunes, martes o domingo. Despertarme, correr, recorrerte de arriba a abajo. Un baño, el sol, un libro. Quedarme dormida y despertar sin saber si es esta tarde, mañana, o ayer. Perderme en el tiempo y que tu boca se pierda entre mis sábanas. Hacer mucho de lo que más me gusta; y que me guste todo lo que hago. Cocinar, bailar, pintar, escribir, beber, reír.
vivir.

miércoles, 9 de enero de 2013

Sin embargo, añadió, para hacerse adulto hay que aprender a tratar con la contradicción. El primer paso para los principiantes es tener paciencia. Hay que aprender a aceptar que, durante un tiempo, siempre que uno hace una pregunta, la confusión aumenta. Ésa no era razón, sin embargo, para que un ser humano dejara de utilizar el don más precioso que Alá nos había otorgado: la 'aql, o razón.

Sueños en el umbral


martes, 8 de enero de 2013

menos que un amor y más que un amigo